captura-de-pantalla-2016-09-09-a-las-11-59-47

El ramo ideal para la boda perfecta

Seguimos en temporada de bodas, por eso, esta entrada está dedicada a aquellas novias que no saben que tipo de ramo quieren para uno de los días más importantes de su vida. En Numat Eventos hemos querido ayudar un poquito a aquellas que estén más indecisas y por eso hemos hecho un pequeño resumen de aquellos ramos que creemos que os pueden llamar la atención.

Antes de nada, sabemos que hay cientos de flores que podrían encajar tanto con nuestro traje como con nuestra manera de ser, algunas de ellas son: margaritas, suculentas, rosas, hortensias, paniculata… es por eso, que la decisión para decantarnos por un tipo de flor es compleja en sí. Esto sucede, principalmente, porque este complemento envía un mensaje a los invitados que dice mucho de la persona que lo lleva.

 

Antes de nada, debemos saber que la diferencia principal entre un ramo de flores y una bouquet es el tallo. El ramo de flores tiene un tallo largo que para decorar dentro de un jarrón es una idea fantástica pero, quizás, para algunas sea incómodo de llevar el día de su boda. Los bouquets, sin embargo, son flores que en su conjunto están mucho más elaboradas y son capaces de jugar con su diseño, su forma y, por supuesto, sus colores.

captura-de-pantalla-2016-09-09-a-las-11-59-17

Ahora bien, en cuanto al tipo de flor que queramos usar, desde Numat Eventos, creemos que cuantas menos flores incluyáis en vuestro ramo de novia, mejor. Os quedará más elegante.

 

Otra cosa a tener en cuenta es la estación en la que nos casamos. Debéis recordar que si hacéis una boda en verano es muy posible que haga calor y eso cause que la flor se venga abajo. La mejor manera de evitar que eso suceda es que el ramo no esté demasiado abierto, así se sujetará mejor. Por esa razón, lo más idóneo es hacer lo que dicen los expertos, “dejar que la flor respire”.

captura-de-pantalla-2016-09-09-a-las-11-56-50Pero sobre todo, a la hora de elegir el ramo ideal para la boda perfecta, fijaros en el tipo de boda que queréis hacer. Romántica, más elegante, más informal. La música y el banquete también pueden ser una pista para elegir entre una opción u otra.

 

Asimismo, el color de los zapatos es otro factor importante a la hora de elegir el ramo de novia. Un color que vaya acorde con nuestro ramo podrá quedar muy chic. Y además del color, la altura de la novia también se tiene que tener en cuenta. Una novia que no sea muy alta no deberá llevar un ramo muy grande. Esto se debe a que la novia podría quedar reducida visualmente ante sus invitados debido al tamaño del ramo.

 

Por último, y uno de los errores más comunes que cometen las novias, es, sin ninguna duda, elegir el ramo antes que el vestuario. El ramo es un complemento que acompaña al otro gran protagonista del día, el vestido. Lo ideal sería un ramo que vista al vestido y no al revés, con lo cual, hasta que no tengamos el atuendo diseñado no se puede saber cual es el ramo perfecto para él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *